Sunday, May 31, 2009

Los escucho

Sacrificar la vida por un pedazo de pan.
Pasar la frontera de sueños y cactos azules,
el río es tramposo y se lleva los Hush Puppies de la esperanza.

Mi hijo envejece en la distancia,
el tiempo tiene varicela
y sigo perdiendo el día del niño,
el de la madre, el cumpleaños,
la navidad, un día soleado,
lluvioso.

Una muerte en la distancia,
la incertidumbre hace carreteras
en mi corazón hecho de mimbre y ratán.
Mi cuerpo es una carpa que se desbarata en el agua.

Mojado, seco, coyote, green card.

Recolecto los llantos que escucho en una funda de almohada,
me acuesto a soñar encuentros,
a juntar a familías que no se mueren de hambre,
hijos que no reclaman.
Lleno la soledad de patitas amarillas,
fijo la hora de la llegada,
del encuentro,
los escucho,
no están solos.

©Sussy Santana

Saturday, May 30, 2009

Ejercicio en el patio

sol, brisa, ceniza, incienso, debilidad, soledad,
una tarde, silla reclinable, cigarrillos, cerveza,
botellas vacías, una pelota, un hueso, kiddie pool,
manguera verde, rastrillo, lawn-mower, sand box,
mecedora rosada, pala, sombrilla, un viejito de madera,
pala, perro pastor aleman, abeja merodeando mi mano,
blusa amarilla, jeans, grama seca, descalza, nube de dos cabezas,
tierra, recycle paper, pedazo de madera roja, manos secas,
blue tape, deck con pintura descascarada, alambrado común, macetero,
piedras, carro estacionado detrás de la puerta, una mata de rosas con 15 capullos,
verja blanca, grill, palitos secos, la vida pasando.

©Sussy Santana

Friday, May 29, 2009

A la chiquita

El ego se nutre de besos
nacidos en la distancia.
Anoche soñó sus manos enamorándole la cintura,
la diminuta,
divina cintura
que se ha comido en sueño tantas veces.

Su cuerpo es un seguro de vida
delicioso
curvilíneo
prometedor.
El sexo mellizo jugando al amor.

Ella es una pluma que le acaricia el pecho
una playa en la cima de sus dedos
ella es un pañuelo
una historia
un caramelo
una incognita en el correo.

No la conoce pero la imagina,
sigue en espera de la chiquita.

©Sussy Santana

Thursday, May 28, 2009

La Astilla

No le gustaba andar descalza pero ese día lo hizo. Andaba por el patio regando las plantas cuando pisó la astilla. Una puntilla estúpida de procedencia incierta le perforó la capa transparente del pie derecho.
Un salto, un coño.
Cojeó hasta el banco verde al final del patio, debajo del sauce, se sentó.
Cuánto le dolía ese pedacito microscópico de madera. Intentó sacarlo, sus pulgares le ahorcaban el talón, mientras mas intentaba sacarlo más parecía adentrarse a su talón amarillento.
La astilla se imaginaba dentro de Sara, navegando como canoa en su sangre azul. Subiéndole por las piernas camino al corazón, donde seguro terminaría haciendo una hoguera, junto a todas las astillas que la habían clavado el cuerpo. Crear hogueras que encendieran cuando Sara pestañeara, para que le brillaran aun más los ojos cuando estuviera enamorada. Qué dolor.
Sus uñas seguían hurgando la cabecita de la astilla.
Cuando la agarre de seguro la echará al suelo, con las demás astillas que son exorcizadas de su cuerpo. Entre la tierra encontrará cárcel, o tal vez en un hormiguero sirva de arma contra termitas.
—Pedacito de madera como quemas en mi piel,
pedacito de madera por qué diablos te pisé.
El sauce está en el centro del patio, sus ramas llueven sobre el banco verde. Sara es una visión en pantalones cortos y blusa amarilla. Su piel es de avena, su pelo, un maratón de bucles oscuros, el ceño fruncido, las mejillas rojas, la boca entreabierta. El pie derecho descansa sobre el muslo opositor. El viento mínimo es suficiente para invitar hebras onduladas a su boca. Sus manos siguen intentando pescar la astilla.
Un apretón hunde y rebota la cabecita impertinente. Ya casi está afuera. Sigue apretando, el talón enrojece.
Sube, sube, sube como suben los sueños a media tarde, como sube la presión arterial, como sube el café, el pene cuando la ve,
sube, sube, sube como la marea, como su pelo en un moño, como su pecho excitado. Por fin! La tiene entre el índice y el pulgar. La acerca, la aleja, la huele. La imagina como una flecha disparada de la nada. Una maldición diminuta, un arma invisible, una canoa en su sangre. Una historia que contar a sus amigos, de una astilla en su pie derecho.

©Sussy Santana

Pelo Bueno

Se saca el negro del cuero cabelludo
Make it straight
como los pensamientos bajo fusta
Make it straight
como las nalgas blancas
Make it straight
como la caña de azúcar
Make it straight
como los hombres por buen camino
make it straight

Se quema las hebras huidizas
Make it straight
yo también jugué a ser linda
Make it straight
Mientras mas blanca mejor
Make it straight

Se olvida de los sufrimientos
Make it straight
Ponme gotitas
Make it straight
Champú La Fiel
Make it straight
Indio claro
Make it straight
Indio oscuro
Make it straight
¡Está lloviendo!
El pelo se sublevó.

©Sussy Santana

Wednesday, May 27, 2009

Aprender a leer

Mi mamá me mima.
Cuela la esperanza en mí café de mañana.
Rompe saragüey, albahaca y bien.

Mi mamá me ama.
Mezcla las buenas intenciones
en el vivaporú que me lleva al cielo de los ciegos.
Rompe saragüey, albahaca y bien.

Mi mamá me mima.
Enciende velitas a San Antonio
para que me devuelva las papeletas que nunca tuve.
Rompe saragüey, albahaca y bien.

Mi mamá me ama.
Lee las figuritas que se forman en mi taza,
seca en el anafe de mi fe.
Rompe saragüey, albahaca y bien.

Mi mamá me mima.
Me baña los miedos en agua bendita.
Rompe saragüey, albahaca y bien.
Reza la Magnifica,
rompe saragüey,
cura el mal de ojo,
albahaca y bien.
Viene la Metresa,
rompe saragüey,
Tócame unos palos
albahaca y bien.

Mi mamá me mima y
llueve en mis ojos,
nace en mis manos,
plancha las ilusiones que siembra en mi boca.
Rompe saragüey, albahaca y bien.

Mi mamá me ama.
Yo amo a mi mamá.

©Sussy Santana

Monday, May 25, 2009

El concierto de Aventura.

What's up?
Nananina.
Mira, are you going Saturday?
I don't know, yo quiero pero I don't have money.
No ombe no, déjate de vaina, you better come.
I'll try, pero ya te dije que no hay cuarto. Are you going?
Tu ta loca, wouldn't miss it for the world. Tu sabe que sí.

©Sussy Santana

Proceso

Azúcar blanca como
dientecitos arrancados
de raíz para endulzar mi café de la tres de la tarde.
Café caliente,
fresco
aromático.

Azúcar blanca
A dos por cinco compro mi historia
convenientemente blanca
pura
santa.

Azúcar blanca
se arrastra sobre mi lengua
como un escorpión de nubes.

Mis pies son de caña,
sácame el jugo.
Mis ojos son verde olivo,
purifícame.
No me dejes sola,
evapórame.
Aclárame el pensamiento.
Estoy cristalizada en un segundo
Azúcar blanca
purga
máquina
proceso.

Estoy vestida de machetes,
mi corazón es un bagazo
ahogado en pol.
Azúcar blanca
como alfileres en mi café
aunque te trague
no me olvidé.

©Sussy Santana

Confesión: no es poema

__Pase, siéntese, cruze las piernas y cuente sus pecados.
Aquí no estamos para juzgar, solo queremos ayudarle.
(pensamiento: este deseo se apodera de mí cada tres horas,
tu cuerpo desnudo, tu pecho agitado, tu boca en espera de mi sexo).

__Estoy enamorada.
(pensamiento: sabes bien quien me quita el sueño).

__No es pecado.
(pensamiento: Si soy verdad por un segundo comparto mi vida contigo).

__Sé verdad entonces.

__Ah?

©Sussy Santana

Saturday, May 23, 2009

17

Ojos color de esperanza,
esperanza muerta.
Su pelo es un pueblo sublevado.
Desastre emocional,
estuve.

Fuma los cigarrillos que amueblan sus pulmones.
La tristeza lleva cadenas pesadas.
Cabalga un caballo de seda.
Quiere morir,
she's 17.

©Sussy Santana

Dormido

Aire cálido
libertad
un paseo por la ciudad dormida.
En las calles oscuras encuentra un suspiro
decide plantarlo y esperar que crezca.

Mientras espera,
cosechas de hielo cristalizan sus ojos.
Enjendra un sentimiento y lo cría pacientemente.
Se multiplica el amor cuando la ciudad despierta.

Aire cálido
libertad
un paseo por la ciudad despierta los sueños que juegan en las telarañas.
Duerme.

Friday, May 22, 2009

La cartita

Una vieja costumbre que se va perdiendo,

escribirte la carta para que me encuentres

al final del día.

Tu antebrazo enyesado

un poema

He resuelto dejarte en mi vida

en una vitrina de encanto,

verte de vez en cuando

para sacarte el polvo de los huesos.



Un papel para alimentar ratoncitos




©Sussy Santana

El Cliché

Vives en la jungla de mis palabras
entre las vocales y consonantes que hilvano cada día.
Vives en mis ojos y te pestaño en mis lagrimas
donde no te ahogas aunque te vuelves salado.

Vives en mis dedos
en el instante en que quitan esas mismas lagrimas que me haces llorar.
Creo que también vives en mis pasos, o en mis zapatos
o en mis callos porque cada vez que doy un paso me duele
como me dueles tu.

Vives en mis pechos cuando descansan sin afán de ser mas
que eso
que son
sueños celestes bajo mi barbilla.

Vives sin mi y no lo entiendo
porque mira que me cuesta vivir sin ti.
Te escribí un cliché para que lo guardes
entre tus manos de tocar
mis sueños celestes.

©Sussy Santana

Thursday, May 21, 2009

La Traición

Pasó deprisa
un impulso armado y con antecedentes penales
traicionó un corazón sorprendido.
Una solicitud le embriagó la razón.

Una traición.
Una amistad.

Una sombra se queja
se revuelca en el piso de su conciencia influenciada.

Una amistad mutilada
reposa en el hospital del sueño
vendada
enyesada,
casi en coma.

En espera de una disculpa vestida de blanco
en la pasarela de su lengua.

Una traición
Una amistad

Espera rebozarse los oídos de perdón.
Perdóname.

©Sussy Santana

El Invento

Inventa el amor cada día
cultiva la esperanza en sus dedos
bajo la plata de sus anillos.

Comienza una historia
Inventa horarios
Amigos
Rutinas,
Un menguar de luna.

Se inventa bueno
Paciente
Feliz

La inventa enamorada
Rebelde
Fiel.

Es feliz.

©Sussy Santana

Wednesday, May 20, 2009

A Palán

Palán! Palán! Palán!
Se arrulla en el contén.
Buenos días.
Se levanta empapado.
Tengo hambre.
Palán! Palán! Palán!

Lleva los pantalones entre las manos,
más arriba del ombligo
se parte los testiculos con la bragueta,
Los niños gritan,
corretean
chillán como abejitas descalzas sobre la calzada.

Palán! Palán! Palán!

Quién sabe cuando nació tu cara?
Quién sabe si vives aun.
Qué contén te abrazará el cuerpo
flaco
sucio
infeliz?
Tengo una vela encedida en el cuerpo de mis recuerdos
donde no mueres
donde te veo
donde sigo como siempre llamandote:
Palán! Palán! Palán!

Tuesday, May 19, 2009

La madre

Sigue rellenando su edredón de aliento
para protegerse del mundo.
Sigue trenzando el cordón umbilical
en su cabeza,
inventándose sobre el caballete de harina blanca.

Sigue tragando palabras de alfileres
que le perforan los ovarios e intestinos.
Su cuerpo solo le sirve para alimentar cuervos.
Sigue lactando sin pechos.

Sigue sin decir una palabra.
Triste
Sola
Lejana.

El despojo

Me despojé del ego,
lo recorté como muñeco de papel
para tenderlo a la luz del sol.

Me despojé de los complejos,
las ataduras,
los esmaltes, el pintalabios,
la piel mentirosa,
los malos amigos.

Me quedé con los versos
que me escribiste, los guardé
para comérmelos cuando esté hambrienta,
para comerlos hasta que enferme
hasta que me canse de masticarte,
de saborearte
Hasta que te enredes en mis dientes
y te duermas en mi lengua húmeda.
Entonces me reiré frente al espejo
para verte en mi sonrisa.

Palomas

Soñar palomas saliendo de las manos inocentes
de niños muertos de hambre,
descalzos,
barrigones.

Ver los rostros helados,
bocas que prometen cambio,
pies que no se mueven.

Soñar palomas que no tengan alas rotas,
con picos atravesados de maíz.
Soñar palomas libres
Desobedientes
Llenas de mensajes en las patas.

La Señorita

Que difícil es deshacer a la señorita
que se sienta con las piernas abiertas,
que se sacude la nariz,
que no olvida
ni quema a sus amantes
en la hoguera de sus dedos.

Érase una vez una mujer cobarde
que esperó ser rescatada,
adivinada.

Érase una vez
dos amantes
que no conocieron la luz del día.
Érase un cuento de nada,
un cuento sordo
pesado
gastado,
de un príncipe azul
agradable
bondadoso
cobarde.

La Regla

***************************


Le llegó la alegría,
el suspiro que le salva el prestigio.
El vientre adolorido,
la cara sonriente,
la seguridad de verlo otra vez.

La maleza de su cuerpo,
la sangre que le redime el apellido.

Thursday, May 14, 2009

Juramento

Un juramento muere y resucita en su boca.
El incienso parió el Cupido que acampa en el cuello clerical.
El amor nació entre bancos,
ahora habita en sus manos
puras
santas
malvadas?

Hoy, es el mismo de ayer.
Ahora qué?

©Sussy Santana

I love you

Me corté el pelo
I love you.
Maté a tu prima
I love you.
Mucho gusto
I love you.
Brocochén
I love you.

Hablamos luego
I love you.
Firma el divorcio
I love you.
Conflé con leche
I love you.
Pica pollo Victorina
I love you.

Star Wars
I love you.
Janis Joplin
I love you.
Forti Malt
I love you.
Moody Blues
I love you.

La Pinky
I love you.
Jabón de Cuaba
I love you.
Leonel Fernández
I love you.
Jack Veneno
I love you.
La Hormiga Atómica
I really love you.

Sunday, May 10, 2009

Mariposas

Puja mariposas de color,
mariposas que le abran el camino.

Baila en las alas
amarillas del viento,
se despoja el cuerpo de la mentira.

Recoge los sueños que tendió al sol,
los dobla en el armario y los rocia de pensamientos
amarrados por cordones transparentes.

Llena la mañana de ilusiones violetas.
Puja mariposas de liberación,
diminutas, curiosas,
desaparecen.

©Sussy Santana

Saturday, May 9, 2009

El poeta

Se quedó sin palabras el poeta,
adormecida la lengua,
la intención.

Se quedó repleto de olores
y bien,
entre todo lo que toca y no ve.

Se quedó con un recuerdo recien hecho,
de una mano que el acerca al cielo
le humedece las razones y el porvenir.

El día alumbró un minuto
mientras en su boca entre abierta
nacía un cuento de hadas.

Este poeta que duerme,
este poeta que duerme.

Un destino corto,
un camino a ningún lado.
Una vuelta a la manzana de su mano.

Este poema despierto
se vistió de su silencio,
de su aroma que lo contagia todo,
las hojas,
el papel,
y el lápiz.

El poeta está dormido.

©Sussy Santana

Texting

__K lo k?
__Na, chilin'
__want 2 c u
__Me 2
__Con o vr.
__ K

©Sussy Santana

Friday, May 8, 2009

Sobre el café

Estoy en una taza de café, las aguas negras y aromáticas intentan ahogarme. Veo un pedazo de pan como un iceberg en medio de la taza y nado hasta él. Llega una gaviota de las playas de tequila y comienza a picotear el pedazo de pan al que ahora me aferro. Vete! Vete a comer a otro lado! Pero no hace caso, picotea y picotea. Me hace sangrar. La tinta de mi sangre vuelve el café un negro más intenso, más espeso. Diviso una vara plateada, labrada con florecitas de las que crecen al pie de las carreteras, está sumergida hasta la mitad, no es muy larga pero su tallo alcanza el borde de la taza, creo que es una de las cucharas de la abuela. Este debe ser el mejor camino para salir de aquí. Mis manos sangrantes se aferran a las patas escamosas de la gaviota, esta se pone a chillar y aletea, trata de picotearme las manos para que la suelte, pero no la suelto, después de todo ya estoy sangrando. Le aprieto las patas y ella se enfurece cada vez más, agita las alas, chilla, revolotea y en su desespero se acerca a la vara que antes divisé, le suelto las patas y me dejo caer. Ella rápida se aleja de mí. El impacto me sumerge en el café y como por arte de magia reboto a la superficie, hacia mi derecha, la porcelana manchada de la taza forma figuritas marrones, grafitis indescifrables para mí, hacia el otro lado, y muy cerca de mí, la vara. No me cuesta mucho alcanzarla. Empiezo a subir por ella, pisando las florecitas plateadas, subo, subo, alcanzo el borde y me siento. Desde ese lugar logro ver la sala de mi casa. Me tiro del borde y caigo de pie, empiezo a sacudirme el café del cuerpo, las gotitas se esparcen por el piso como hormiguitas borrachas, húmedas. Camino hasta la sala y diviso una palmera saliendo del centro de mi casa, rompiendo el techo de tejas y cubriendo las paredes exteriores. Gigantescas pencas de verde brillante, el sol atravesando entre ellas, formando sombras en el piso desnivelado por las raíces gruesas. El tallo largísimo cubierto de asperezas desde abajo parecía llegar hasta el cielo. La palmera parida de cocos que parecían bolas de baloncesto. Los muebles desnivelados por la raíces hacían de la sala una visión tridimensional. Mi abuela que estaba sentada en la mecedora reía a carcajadas. Mi madre dormía, inexplicablemente. Desperté.

El

Doves came out of his eyes
white
fluffy
determined

His belly grew full of dreams
of
PEACE


His feet turned into boats
filled with yellow flowers
his knees bent
he prayed

Doves flew into his eyes
down his throat
and made a nest with the beats
of his heart.

Thursday, May 7, 2009

Estrategia

A contradiction travels up the road in his hands,
forgotten pathways
big enough for ants and ladybugs.

His hands of love
murder
showers
and masturbation
now hold her.

Vibrant
lovely

A contradiction sleeps on his tongue
awaiting release
he's awake.

Wednesday, May 6, 2009

segundo piso

El día se quedó encendido en su mente.
El amor intentó conjugarse al cubo y no se pudo.
Lenguas interrumpidas en compañía.

Anuncio: Se extraña, unos ojitos embotellados.

Una botella robada conoció tres bocas.
Una esperaba,
una apurada
una ausente.

Todavía desborda dicha ese pensamiento.
Dos bocas imposibilitadas para amar.
Una espera
la otra
desaparece.

Sunday, May 3, 2009

Viejo

Va cayendo como caen las hojas,
la lluvia, los senos.

Ya sabe que los sueños son de Alka-Seltzer.
Ahora o nunca
lucha, corre, patalea,
lee, escribe, lucha, corre, patalea.
cocina, come, escribe, lucha, lee, corre, patalea.
Llora, habla, espera, lucha, lee, corre, patalea.

Sube como el sol,
la grama, el pene.

Ya sabe que el tiempo es agua hirviendo.
Lucha, corre, patalea,
lee, escribe, lucha, lucha.
Habla, llora, lee, corre, patalea.

Soy el Caribe

Porque ando con la isla a cuestas
desde el día en que me fui,
soy el Caribe,
el Caribe vive en mí.
Porque se despierta mi sangre
cuando el tambor arde
y en el vaivén de mis caderas
renace la luna llena
soy el Caribe.
El Caribe vive en mí.

Yo soy el sol,
soy el tambor
la caña de azúcar
y el dolor.

Soy la caoba
y la canela hervida,
una mañana sin desayuno
un niño corriendo desnudo

Yo soy el sol
soy el tambor,
la caña de azúcar
y el dolor.

Soy un bohío en el vientre de la montaña,
un plátano en el agua
un pilón lleno de ajo
un recuerdo mojado

Soy el sol
soy el tambor
la caña de azúcar
y el dolor.