Saturday, May 9, 2009

El poeta

Se quedó sin palabras el poeta,
adormecida la lengua,
la intención.

Se quedó repleto de olores
y bien,
entre todo lo que toca y no ve.

Se quedó con un recuerdo recien hecho,
de una mano que el acerca al cielo
le humedece las razones y el porvenir.

El día alumbró un minuto
mientras en su boca entre abierta
nacía un cuento de hadas.

Este poeta que duerme,
este poeta que duerme.

Un destino corto,
un camino a ningún lado.
Una vuelta a la manzana de su mano.

Este poema despierto
se vistió de su silencio,
de su aroma que lo contagia todo,
las hojas,
el papel,
y el lápiz.

El poeta está dormido.

©Sussy Santana

No comments:

La once de Violeta