Monday, December 30, 2013

Untittled

Coserle los ojos a este Dios que todos llevamos dentro.

Hacerle una fiesta a estas culebras despiertas.

Sacar a bailar el infierno,

Interno.


No siempre sale la luz en la oscuridad.

Sin ser amarillista ni objetivo,

Sólo descubrirse malo.

Este no es un poema pesimista, que quede claro.



No comments:

La once de Violeta