Wednesday, September 29, 2010

Karma

Tres veces envenenada
los ojos llenos de ajonjolí,
hacer una limpia que le redima la piel pecadora,
impuesta
sabrosa.

Hierve hojas milagrosas,
golpea la casa con una varita de guandules,
hereda una oración que le salva de la policía,
de los fantasmas y del mal de ojo.

Tres veces olvidada.

No comments:

How do you pronounce your name?

  When my dad named me, in a small hospital room in Santo Domingo, Dominican Republic, he probably never thought that one day I would leave ...