Friday, July 24, 2009

Pecador

Sueña su voz en cualquier momento,
tan cerquita de su oído
tan vacio de su voz.

Un beso,
un pasillo,
un poema diseminado en sus manos.

La lucha sigue siendo el amor,
el pecho lleno de:
el diluvio,
las ansias,
el camino lleno de flores,
la biblioteca,
los ojitos,
los textos olvidados.

No comments:

Historias mínimas

Feliz de que mi trabajo se haya incluido en "Historias mínimas," abajo el link para descargar. Gracias al Editorial Dendro por inv...