Félix

Se comió los relojes,
ya no pierde tiempo.
Puso sal a las rodillas
para detener la hemorragia.
Ya no le duele nada.
Duerme,
tranquilo olvida el mundo.
Ya no sufre nada.
Es feliz.

Comments

Popular posts from this blog